Windows es el sistema operativo más usado en el mercado. De acuerdo con el análisis realizado por NetMarketShare, una cuarta parte de los ordenadores que están conectados a Internet dispone como sistema operativo Windows 10. Por lo que resulta una de las mayores alternativas tanto para el ámbito profesional como personal. Windows tuvo grandes cambios que pueden visualizarse en este retroviaje desde lo más actual hasta el conocido Windows Me del año 2000.

Windows 10: grandes y vertiginosos cambios

Windows 10 ha sido la última versión de este emblemático sistema operativo. Este ha sido considerado como una de las versiones más modernas y eficientes de Windows. Y es que un aproximado de 10 millones de personas busca instalar y activar esta versión,  algo que no resulta un proceso difícil con la ayuda de https://internetpasoapaso.com/activar-windows-10/.

Windows 8: ¿un verdadero problema?

Con el lanzamiento de esta versión de Windows, en 2012,  empezaron millones de críticas hasta ser considerada como un total fracaso. Una de las mayores objeciones fue el tan amado botón de inicio. Muchas personas opinaban que cómo era posible vivir sin él. Y es que esta versión se basaba en ser, supuestamente, más amigable y fácil para el uso de pantallas táctiles, pero no tenía muy en consideración a los usuarios con ordenadores de escritorio.

Windows 7: el mejoramiento de la versión Vista

Unos años atrás el Windows 7 fue lanzado con un mejoramiento del Windows Vista. A diferencia del Windows 8, que era más moderno, este tuvo una gran demanda desde que salió al mercado. Con cierto de grado de compatibilidad con aplicaciones y hardware, se convirtió en uno de los preferidos y empezó a comerse la cuota de sus predecesores.

Windows Vista: un posible fracaso

Después de años en espera de una actualización del sistema operativo por parte de Microsoft, fue altamente criticado y considerado uno de los peores sistemas. Sin embargo, después de su lanzamiento en el año 2007 fue convirtiéndose en uno de los más “queridos”, ya que proporcionaba ciertas precisiones que fueron corregidas posteriormente en Windows 7.

Windows XP: un estrellato de 12 años

El 25 de octubre de 2001 se lanzó el primer sistema operativo basado en arquitectura NT, el cual tuvo como nombre XP, como abreviación de Experience. Fue tan popular que se mantuvo vigente durante 12 años y alcanzó una cuota de 500 millones de ordenadores. Parte de su éxito estuvo motivado en que introdujo nuevas características con el uso de una interfaz más sencilla. Algunas de las más destacadas particularidades fueron la posibilidad de usar diferentes cuentas de usuarios a la vez  y agrupar aplicaciones en la barra de tareas.

Windows Me: el peor sistema

El comienzo del siglo XXI se dio con la implementación de un sistema operativo llamado Me, que desde su lanzamiento fue considerado como una de las peores versiones de Windows que ha existido. Fue catalogado como muy poco popular, basta decir que debido a sus errores, innumerables usuarios prefirieron volver a Windows 98.

Las licencias de Windows

Aunque las viejas versiones fueron sacadas de circulación, las más modernas ofrecerán la mejor experiencia y satisfacción en el ordenador de preferencia, pero es necesaria la instalación de una licencia. Los tipos de licencias que existen para Windows son: OEM, Retail o Volume. Cada una de estas licencias cuenta con características propias, limitaciones y precios diferentes.

Licencia OEM (fabricante original de equipos)

Este es la licencia más conocida y frecuente, ya que es el tipo que se entrega con los ordenadores que se compran en tiendas. En otras palabras, es el Windows que viene preinstalado de fábrica.

Aunque es precisamente esa característica la que tiene un problema, y es que está ligada a un solo equipo. No se podrá instalar en otro dispositivo, solamente puede ser usada en el ordenador comprado. 

Licencia Retail (al consumidor)

Este tipo de licencia, también conocida como RTL, es aquella que se obtiene al comprar el paquete de software en tiendas físicas u online. Este software se entrega en un sustrato como DVD o se descarga directamente desde el portal de Microsoft. Fundamentalmente, como puede instalarse en cualquier dispositivo, siempre que se respete la limitación de un solo equipo simultáneamente, su precio es más alto. En el mercado existen dos tipos de licencia RTL: completa o full license, y de actualización.

Licencia por volumen

Como su nombre lo indica es una licencia que está destinada a empresas que necesitan validar o activar Windows en un gran lote de equipos. Estas se categorizan en otros tipos, dependiendo básicamente de las características y limitaciones de uso. Este tipo de licencia solamente es usada en el ámbito industrial.